Preguntas Frecuentes - Veinco - Clínica de Várices
Bienvenidos a VEINCO
Alta experiencia en terapia vascular en Monterrey

Las preguntas frecuentes tienen el objeto de aclarar las dudas más comunes que presentan nuestros clientes, sin embargo, entre más informado estés mejor serán las decisiones que tomes, por lo que te invitamos a leer nuestro blog y así lograr despejar todas tus preguntas y un poco más.

El reflujo venoso superficial es una condición que se desarrolla cuando las válvulas que normalmente hacen que el flujo de sangre salga de las piernas, se dañan o enferman. Esta condición ocasiona que la sangre se acumule en las piernas. Los síntomas más comunes del reflujo venoso superficial incluyen: dolores, inflamación, sensación de pesadez y fatiga, así como venas varicosas en las piernas.
Closure Fast™ es un tratamiento mínimamente invasivo para el reflujo venoso superficial. En este procedimiento se inserta un catéter delgado dentro de la vena mediante una pequeña abertura. El catéter envía energía de radiofrecuencia (RF) a la pared de la vena calentándose y provocando que se colapse y se cierre.
Ya que las válvulas no pueden ser reparadas, la única alternativa es la de redirigir el flujo sanguíneo a través de las venas sanas. Tradicionalmente, esto se ha hecho al extraer quirúrgicamente (extirpamiento o stripping?) la vena problemática de la pierna. Closure Fast™ ofrece una alternativa mínimamente invasiva a la extirpamiento de venas, al simplemente cerrar la vena problemática en lugar de extraerla. Una vez que se cierra la vena, otras venas saludables pueden reemplazarla y vaciar la sangre de las venas.
Toma aproximadamente entre 45 y 60 minutos, aunque los pacientes normalmente pasan de 2-3 horas en los centros de salud debido a los procedimientos normales previos y posteriores al tratamiento.
Algunos pacientes informan que el Procedimiento Closure Fast™ es solamente un poco doloroso. El médico le aplicará anestesia local o regional para adormecer el área a tratar.
Closure Fast™ normalmente se realiza
con anestesia local y/o sedación.
Muchos pacientes pueden reincorporarse a sus actividades normales inmediatamente. Su médico le puede recomendar que durante un par de semanas después del tratamiento lleve un régimen de caminatas regulares y sugerir que se abstenga de hacer actividades extenuantes (por ejemplo, levantar objetos pesados) o permanecer de pie por períodos prolongados.
La mayoría de los pacientes experimentan una gran mejoría en los síntomas dentro de las semanas 1-2 posteriores al procedimiento.
Generalmente no se encuentran cicatrices después de realizado el procedimiento porque éste se realiza sobre la piel.
La vena simplemente se convierte en un tejido fibroso después del tratamiento. Con el tiempo, la vena se irá incorporando gradualmente al tejido circundante. Un estudio muestra que el 89% de las venas tratadas no se distinguen de otros tejidos en el cuerpo después de haber pasado un año de haber efectuado el Procedimiento Closure Fast™.
El 98% de los pacientes que se han sometido al Procedimiento Closure Fast™ lo recomendarían a un amigo o familiar que tuviera problemas similares en las venas de las piernas.

¿Tienes más preguntas? Solicita más información