Bienvenidos a VEINCO
Alta experiencia en terapia vascular en Monterrey

Las várices son un problema de salud que puede afectar tanto a hombres como a mujeres, y estás, mayormente pueden presentarse en las zonas de las piernas y los pies. Pero, este padecimiento es consecuencia de problemas vasculares relacionados con la circulación, y las piernas o los pies no son partes corporales exclusivas para que se presenten estas venas saltadas. Existen diferentes tipos de várices, y hoy te vamos a compartir en concreto aquellas que se presentan en un zona muy poco común, el recto.

Así es, las várices que aparecen en el conducto rectal se les conoce como hemorroides y también son vasos sanguíneos dilatados. Existen dos tipos, unas localizadas internamente, en la intersección del ano y el recto, y las externas, que se presentan por fuera de esta zona y están cubiertas por piel.

Las hemorroides se presentan por la misma causa de las várices en la piernas, por el aumento de la presión sanguínea en las venas y tienen síntomas como dolor, escozor e incluso sangrado. El no tratar este padecimiento puede generar muchas molestias, ya que la mayoría de las personas prefieren no atenderlas por considerarlas un tema muy incómodo, embarazoso e incluso desagradable, pero al no tratarlas podría convertirse en una situación de mayor riesgo para la salud rectal y vascular.

Por eso, para evitar a toda costa este molesto padecimiento, te compartimos las principales causas por las que aparecen:

  • Realizar un esfuerzo desgastante para llevar a cabo una evacuación intestinal
  • El mantenerse sentado durante mucho tiempo en el inodoro aumenta el riesgo
  • Tener sobrepeso o padecer obesidad puede acarrear el desarrollo de hemorroides
  • Levantar objetos muy pesados, además de poder causar problemas como hernias, puede provocar la aparición de venas hemorroidales

Más allá de estas causas, puede haber otros factores que ayuden a que se presenten, como el embarazo, diarreas crónicas, constipación, o usar constantemente diuréticos o laxantes. Aunque no es una regla que las hemorroides se presenten bajo estas circunstancias, la mejor opción es siempre vigilar tu salud para mantenerte informado de la condición de tu flujo sanguíneo general.

Consultar con los expertos en Clínica de Terapia Vascular es una forma excelente de cuidar de ti. Aquí puedes encontrar el servicio y tratamiento para hemorroides, así como prevenir la aparición de várices. Nuestros médicos podrán brindarte la mejor valoración y cuidar de tu salud. ¡Haz tu cita! Tu bienestar vascular es nuestro principal objetivo.