General Archivos - Veinco
Bienvenidos a VEINCO
Alta experiencia en terapia vascular en Monterrey
5 síntomas de una mala circulación en las piernas

Como bien sabemos y lo hemos comentamos muchas veces antes, hay muchas formas de detectar el padecimiento de mala circulación en las piernas. Hoy te vamos a compartir 5 de los síntomas más comunes del mal retorno venoso.

Si te identificas con alguno de estos, es muy importante que acudas de inmediato con un especialista que te ayudará a resolver este padecimiento.

  1. Cambio de coloración en la piel
    Los cambios de coloración en el problema varicoso en su mayoría indican un estado avanzado del padecimiento. Pueden aparecer como pequeñas manchas color ocre en las pantorrillas y van acompañadas de pequeñas varices o “arañitas”. Es muy importante poder hacer un diagnóstico adecuado, ya que se puede confundir con algún otro padecimiento de la piel.
  2. Piernas hinchadas
    La inflamación de las piernas es muy común en el padecimiento de insuficiencia venosa crónica (IVC), pero no es la única enfermedad que produce edema en las piernas, por lo que hacer una evaluación a tiempo es muy importante. Esta inflamación va apareciendo poco a poco en el transcurso del día, y con mayor frecuencia se manifiesta en la parte baja de las piernas y en los pies, aunque también puede ser en toda la extremidad. El edema puede venir acompañado de dolor y tensión, así que es importante identificarlo para hacer un diagnóstico con los especialistas.
  3. Cansancio y/o pesadez
    Otro síntoma muy frecuente de la insuficiencia venosa crónica es el cansancio o pesadez de las piernas. Regularmente se presenta como un dolor intenso producido de la nada, es decir, sin haber hecho un esfuerzo físico extenuante. Esta situación obliga a las personas a no rendir al 100% en su día laboral.
  4. Calambres
    Los calambres son un síntoma que usualmente suele asociarse a otro tipo de padecimientos en las piernas, sin embargo, estos calambres se producen por la acumulación de toxinas en los músculos de las extremidades, y no pueden ser drenados correctamente, a causa de la insuficiencia venosa crónica.
  5. Ansiedad y pérdida de la atención
    Es muy frecuente que los síntomas más inespecíficos del padecimiento de insuficiencia venosa no sean identificados de forma oportuna, produciendo una sensación de ansiedad o incapacidad para la concentración, disminuyendo el rendimiento en la rutina del día. Ese malestar en las piernas es lo suficiente para distraer a cada persona de sus actividades, pero con frecuencia, no lo suficiente para ir al médico.

En VEINCO podrás encontrar a los mejores especialistas y el tratamiento ideal para resolver el padecimiento de mala circulación en tus piernas y evitar o combatir esas molestas arañitas y venas inflamadas. No pierdas más tiempo y ponte en contacto con nosotros.

Várices en verano: evita que el calor sea enemigo de tus piernas

Anteriormente te hemos hablado de la importancia que tiene cuidar de nuestra salud vascular para evitar que aparezcan esas arañitas o venas varicosas que pueden afectar el sano movimiento de nuestras piernas y su estética.

Si bien, este padecimiento puede presentarse en cualquier momento, hay una temporada en la que los malestares pueden intensificarse y esta es durante el verano, puesto que las altas temperaturas son detonantes de los síntomas tan característicos de las várices, como son la hinchazón y ardor.

Así como lo explica el especialista de VEINCO, el Dr. Gerardo Saldaña Montemayor, especialista en cirugía endovascular, “el calor produce vasodilatación o la expansión de las venas, esta presión hace que las venas se vayan deformando y sea una de las tantas causantes de la mala circulación, provocando trastornos en el retorno venoso de las extremidades inferiores”.

Con el reciente solsticio de verano, es importante darle el cuidado necesario a la salud de nuestras venas y optimizar su circulación antes de que las olas de calor nos alcancen. En esta nota te vamos a presentar unos excelentes consejos para esta soleada temporada no se convierta en un enemigo para tus piernas, y puedas disfrutar de tu ropa de verano favorita, luciendo espectacular.

Evita exponerte al sol durante mucho tiempo. Durante la temporada de contingencia, aprovecha y dale un respiro a tus piernas de toda esa exposición al sol habitual de tu día a día.

En los días más calurosos puedes aplicar duchas de agua fría en tus piernas y aplicar geles o cremas de efecto frío, para relajar la presión. En VEINCO contamos con excelentes opciones, consulta en nuestras redes sociales.

Al aplicar los geles y/o cremas de efecto frío, realiza un suave masaje con movimientos ascendentes para activar la correcta circulación de las piernas.

Evita utilizar ropa muy ceñida o ajustada que pueda provocar presión en la circulación de las venas.
Una excelente opción es usar medias de compresión ligeras que puedan mantener balanceada la presión ejercida en tus piernas.
Por último, y más importante, no descuides tu salud en general y haz ejercicio. Recuerda que una vida sedentaria es uno de los principales factores para la aparición de várices o para su deterioro.

No olvides que visitar a los especialistas siempre será la solución para este padecimiento de venas varicosas. En VEINCO contamos con lo último en tecnología y los médicos más capacitados para realizar los mejores tratamientos para tu salud vascular. ¡Visítanos!

Comparte esta información y envíanos un mensaje para más detalles.

Tenemos que hablar de hemorroides

Aunque para muchos es un tema complicado, los problemas de hemorroides son tan comunes como las várices en las piernas.

De hecho, en Estados Unidos, aproximadamente 10 millones de personas sufren este padecimiento y en nuestro país, de acuerdo con datos del Hospital General, alrededor del 5% de la población tiene problemas de hemorroides.

Además, se estima que el 50% de las personas mayores de 50 años tienen algún grado de enfermedad hemorroidal pero no lo saben. Y no lo saben porque tienen miedo hablar del tema.

Sin embargo. es importante acercarnos con un especialista ante cualquier indicio de que pudiéramos estar experimentando un problema hemorroidal, pues alrededor de este padecimiento existen muchos mitos que sólo complican el tratamiento.

Uno de los más populares que la comida picante provoca hemorroides. Sin embargo, no hay evidencia que compruebe eso, lo que sí es cierto es que, una vez que se tienen hemorroides, los médicos recomiendan es evitar la ingesta de este tipo de alimentos irritantes para no agravar la inflamación.

Otro de los problemas que implica la falta de claridad para hablar sobre el tema es que puede confundirse con cáncer y generar desgaste innecesario.

Y es que, debido a que los síntomas de las hemorroides, como el sangrado, la dificultad al evacuar y el dolor, son parecidos a los que pueden presentarse en algunos casos de tumores malignos en la zona recto-anal, la confusión es algo común… aunque completamente evitable.

Las hemorroides son un problema de salud como cualquier otro y como tal debe tratarse con un especialista y hablarse sin reservas.

La media más completa

En las medias de compresión está una clave para ayudar al tratamiento contra las várices, por eso, encontrar la media adecuada es tan importante.

Las medias de compresión, como su nombre lo dice, comprimen suavemente las piernas para que la sangre circule hacia arriba y cuando se tiene un problema de insuficiencia venosa, esto ayuda a prevenir la hinchazón de las piernas y da el descanso anhelado.

Existen medias de compresión que llegan al muslo o a la cintura, otras que llegan solo hasta la rodilla y su función es restringir la hinchazón por acumulación de líquidos en la parte inferior de las piernas y mejorar la circulación venosa.

Sirven también para prevenir úlceras venosas o el desarrollo de coágulos sanguíneos en las piernas, especialmente cuando se las usa después de una cirugía o de haber estado inactivo durante un tiempo

Sin embargo, elegir las medias adecuadas para nuestro problema requiere de ciertas especificaciones que deben ser dictadas por un profesional que las mida y pruebe.

Un factor importante es medir las piernas cuando están lo menos hinchadas posible, para que la elección sea más precisa.

Aunque existen algunas medias que se venden sin receta médica, pues son de compresión ligera, las medias para tratar la insuficiencia venosa un poco más severa necesitan tener la prescripción de un proveedor de atención médica.

Esto es importante algunas medias son para usarse todo el día hasta acostarse, otras todo el día y toda la noche. Elegir unas medias de compresión sin la supervisión de un especialista podría no dar el beneficio terapéutico deseado o provocar efectos secundarios.

¿Várices? Que no te quiten el sueño

Uno de los placeres más grandes de la vida es dormir. Pero cuando tienes várices, hacerlo puede ser una eterna pesadilla.

Sin embargo, existen algunos trucos muy sencillos que te permitirán descansar mucho mejor.

Una de los principales recomendaciones de los expertos para que dormir no sea un problema si tienes várices es hacerlo boca arriba y con las piernas levantadas.

Como ya sabemos, este trastorno se origina principalmente a causa de una mala circulación sanguínea, por lo que el descanso con las piernas en alto alivia la sobrecarga y consigue que la sangre fluya con más facilidad desde las venas inflamadas hacia el corazón.

Con solo levantarlas alrededor de 15 centímetros notarás cómo la pesadez disminuye.  Para lograrlo puedes colocar un cojín no muy blando debajo de los tobillos.

Es importante tener claro que el reposo con piernas elevadas es una medida útil para reducir la sobrecarga de las piernas y lograr descanso, pero no es un tratamiento en sí mismo.

También es fundamental evitar dormir de lado o con una pierna sobre la otra, porque la presión que ejerce el peso hará que se lastime el tejido subcutáneo y se interrumpa la irrigación de la sangre.

Lo importante es poco a poco ir encontrando nuestra fórmula personal para lograr un buen descanso.

Si te quedas en casa… no te quedes quieta

El desafío que enfrentamos por el Covid-19 nos ha orillado a modificar nuestras rutinas, tanto personales como de trabajo.

Muchas empresas han decidido mandar a sus colaboradores a trabajar en casa y aunque para algunos es un sueño hecho realidad, lo cierto es que esta cuarentena puede afectar tu salud vascular si no se toman las medidas necesarias.

Al estar en home office, es común caer en el sedentarismo y justo uno de los factores de riesgo para desarrollar insuficiencia venosa crónica es el estar sentado por mucho tiempo.

Ciertamente hay otros elementos que intervienen en este padecimiento, como puede ser la herencia, el embarazo, el sobrepeso o la edad.

Pero todo lo que podamos hacer para disminuir las posibilidades, es bienvenido. En este caso, aquí te comparto 3 sencillos ejercicios que puedes hacer en casa para mejorar tu circulación.

1. La bici imaginaria
Con este ejercicio simulas que estás pedaleando una bicicleta en el aire. Pedalea unas 30 veces y repite todo lo que quieras, eso sí, con descanso entre cada sesión.

2. Abre y cierra
Levanta y abre las piernas. Cuando estén elevadas sepáralas de arriba hacia abajo juntando la punta de los pies. Haz 20 repeticiones y sé paciente, porque al principio no será fácil.

3. Arriba y abajo
Este ejercicio consiste en hacer flexiones talón-punta. Es recomendable hacerlo sentado. Primero, apoya los talones del piso y levanta la punta de los pies. Luego baja la punta de los pies y sube los talones. Repítelo unas 20 o 30 veces.

Estos son los síntomas más comunes de las várices

Como ya lo hemos tratado anteriormente, el padecimiento de várices se presenta por la insuficiencia venosa o la dilatación de los vasos sanguíneos en las piernas. Este padecimiento comúnmente se presenta en esta parte del cuerpo, pero también, puede llegar a localizarse en otras zonas (esófago, recto, etc.). Conoce a continuación los síntomas más comunes de las várices.

Una valoración de tu condición vascular siempre será nuestra amplia recomendación, ya que de esta forma es como se pueden prevenir y contrarrestar la manifestación de las venas varicosas, pero …

¿Cómo poder darte cuenta si necesitas tratamiento contra las várices?

Aquí te vamos a compartir los datos y sintomatología más típica cuando la insuficiencia venosa se está presentado. Estos indicadores te pueden ayudar a solicitar una consulta a tiempo con los especialistas de VEINCO by Clínica de terapia Vascular.

“Arañitas”

Las “arañitas” (telangiectasias), pueden ser similares a las venas varicosas, pero éstas son más pequeñas. Usualmente son venas muy delgadas de un color rojo o azul y están en la superficie de la piel.

Venas

En ocasiones, las venas varicosas pueden no dar sensaciones, pero los signos que podemos percibir son:

  • Venas de color morado
  • Venas que sobresalen de un color verde
  • Venas abultadas de gran tamaño

Dolores

Ahora sí, cuando se presentan los síntomas con molestias en las piernas, estos son algunos de los indicadores habituales:

  • Dolor y pesadez
  • Ardor, calambres, pulsaciones e hinchazón
  • Dolor fuerte al permanecer de pie mucho tiempo
  • Pizacón
  • Sangrado de las venas varicosas
  • Cambios en la pigmentación de la piel
  • Úlceras

Con cualquiera de estas manifestaciones es importante acudir inmediatamente con los médicos indicados para brindar solución y eliminar este padecimiento, así sean las pequeñas arañitas, hasta las úlceras varicosas que pueden poner en riesgo tu condición cardiovascular. En VEINCO by Clínica de Terapia Vascular somos los indicados para cuidar tu salud vascular.

¿Todos los tipos de várices requieren operación? Tratamientos con y sin cirugía.

Como ya lo hemos mencionado, las várices son un padecimiento que se manifiesta por una incapacidad de los vasos sanguíneos, de devolver correctamente la sangre al corazón. Su evolución puede ser crónica y también conocemos que padecerlas puede ser por efectos hereditarios.

Las recomendaciones de los médicos especialistas sobre la salud vascular siempre es cuidar el estado de nuestras piernas, antes de que las várices puedan aparecer, pero después de manifestarse, los métodos de solución pueden ser distintos.

El objetivo principal de cualquier tratamiento aplicado es evitar las complicaciones: que la insuficiencia venosa afecte tu rutina y pueda convertirse en flebitis, que comiencen a aparecer pigmentaciones en la piel, úlceras o varicorragias, etc.

Para contrarrestar los síntomas de las várices o mantener el padecimiento controlado, los tratamientos son muy variados, y en algunas ocasiones se llevan a cabo cirugías para solucionar las obstrucciones venosas. Aunque la cirugía vascular supone un riesgo menor a la salud, ésta no es obligatoria en todos los casos, para solucionar la aparición de venas varicosas.

Así es, llevar a cabo un tratamiento de várices no significa tener que someterse a una cirugía como tal, existen otras formas de realizar un procedimiento que pueda devolver la salud y belleza a tus piernas.

Algunos de estos tratamientos pueden ser:

Tratamiento por medio de radiofrecuencia

Este tipo de procedimiento puede considerarse como una cirugía, pero se lleva a cabo de una manera muy sencilla y no se aplica anestesia general. Es un método realizado con una ligera incisión en la parte superior de la rodilla con el cual, por medio de un catéter, la vena afectada se cierra con el uso de calor. Es un tratamiento mínimamente invasivo con un tiempo de recuperación muy corto, sin secuelas. El paciente está caminando y sin vendajes 24 horas después.

Tratamiento cosmético.

Estos procedimientos son muy sencillos y se pueden realizar en consultorio. Este método se emplea para eliminar las arañitas y mejorar la apariencia de tus piernas. Por ejemplo, uno de los tratamientos para mejorar la apariencia de las venas en las piernas es la escleroterapia y se realiza por medio de inyecciones en zonas localizadas con una aguja muy fina, ayudando a aliviar los síntomas como hinchazón, calor y pesadez.

Cuando los malestares llegan a un punto donde son más intensos y requieren atención rápida es posible que sea necesario una intervención quirúrgica, pero la realización de este tipo de cirugías, como lo mencionamos, es de muy bajo riesgo para tu salud, con altas posibilidades de éxito.

¡Así que no hay por qué dejarlo para después! El cuidado de tus piernas es un asunto de salud que es muy importante atender, y mientras más rápido y oportuno sea el diagnóstico, más sencilla será la solución.

Recuerda que en Clínica de Terapia Vascular puedes realizar el análisis de tu árbol vascular y nuestros especialistas podrán ofrecerte la solución más adecuada para tu caso. Nunca es tarde. Te estamos esperando.

Esta es la razón por la que el verano empeora las várices

Durante todo el año, la mayoría de las personas esperamos una temporada con ansia. ¿Sabes de cuál hablamos? Las vacaciones de verano son para más de uno la época que más se disfruta durante el año, debido a los distintos destinos que puedes visitar gracias al buen tiempo que hace en diferentes regiones del mundo. Sin embargo, no todo es gozo, pues el calor puede ser el causante de severas complicaciones en tu sistema vascular, particularmente si tienes várices y precisamente te diremos el por qué.

Durante el verano, la temperatura del cuerpo va en aumento y con ello, tu físico se ve en la necesidad de contrarrestar el calor interno dilatando las venas que componen tu sistema vascular. Esto provoca que las várices tengan sensaciones que acompañan a esta enfermedad en un nivel aún más intenso de lo habitual. La pesadez, ardor y dolor que normalmente se tiene en las venas afectadas se duplican durante esta época, poniendo en riesgo tu bienestar y tranquilidad mental, impidiendo que disfrutes de tus merecidas vacaciones como deberías.

Por eso te sugerimos que si estás contemplando salir a disfrutar algún lugar soleado y caluroso, corrijas tu problema vascular de una vez por todas. En nuestra clínica encontrarás a un equipo compuesto por un radiólogo intervencionista, un cirujano vascular y una cosmetóloga, todos expertos en el tema de las várices y plenamente capacitados para brindarte las soluciones más efectivas y terminar con el problema desde la raíz de la forma más adecuada según tu caso en particular.

Además, durante el mes de mayo podrás aprovechar nuestra promoción que te ofrece tu consulta de valoración SIN COSTO al realizarte el examen de diagnóstico Eco-Doppler*, estudio necesario para dictaminar el proceso indicado para tratar las várices de forma definitiva. No dejes pasar un día más y decídete a disfrutar tus vacaciones presumiendo unas piernas sanas y libres de várices. ¡Contáctanos! #CTV

*Promoción válida al contar con seguro de gastos médicos.
*Vigencia al 31 de mayo de 2018.